Teléfono: 971 910 888

Preguntas Frecuentes

Qué es la ortodoncia

La Ortodoncia es la parte de la Odontoestomatología que se encarga de diagnosticar, prevenir y curar las anomalías de posición de los dientes y de los huesos maxilares, y de las deformidades que esto produce en la cara. El especialista dedicado a este trabajo se llama Ortodoncista.

Nuestra filosofía

Nuestra filosofía se basa en realizar un diagnóstico exhaustivo que nos lleva a un tratamiento individualizado para cada paciente. El diagnóstico completo tiene vital importancia. Nosotros, no sólo miramos los dientes, sino todo lo relacionado con la boca (dientes, encías, musculatura, articulación, movimientos mandibulares…) y la relación de todas estas estructuras, diagnosticando cada una de las partes.

Antes de empezar el tratamiento, realizamos un exhaustivo estudio gracias a la información recabada al cabo de un mínimo de 3 sesiones: primera visita, cita de registros y cometario de casos.

Tu querras un especialista

Un ortodoncista es un médico estomatólogo u odontólogo que ha completado su formación con la especialidad de ortodoncia. Esta especialidad ocupa un programa complementario de tres años de estudios universitarios y su práctica profesional está limitada a esta especialidad.

Esta educación avanzada incluye campos tales como la embriología, la genética, el crecimiento y el desarrollo facial en el tratamiento de niños y adultos.

Cuándo acudir al ortodoncista

El especialista en ortodoncia es el profesional más indicado para establecer tus necesidades de tratamiento ortodóncico.

La edad más adecuada para realizar una primera visita de revisión y prevenir problemas bucales es la edad de 7 años, cuando empiezan a erupcionar los primeros dientes definitivos. La detección precoz de alteraciones dentales facilita su corrección y proporciona mejores resultados con un menor esfuerzo. Por ello, recomendamos realizar una visita a esta edad tan pronto como se pueda, aunque se piense que el desarrollo bucal es normal.

Edad para acudir al ortodoncista

Aunque los 7 años es la mejor edad para una primera visita a nuestra Clínica debe acudir tan pronto como le sea posible, por indicación del dentista o pediatra, o ante los siguientes signos de alarma:

  • Dificultad al masticar
  • Respiración por la boca
  • Paladar ojival
  • Succión del dedo pulgar
  • Mandíbulas que hacen ruidos al abrir o cerrar
  • Dientes que no cierran, que están salidos
  • Dientes superiores que no cierran por detrás de los inferiores.
  • Ortodoncia en adultos

    La Ortodoncia no tiene edad. El tratamiento de ortodoncia puede tener éxito a cualquier edad. En los últimos años, el aumento de los pacientes adultos ha sido considerable. De hecho, uno de cada 5 nuevos pacientes es adulto. En el pasado, la mayoría de la gente creía que la ortodoncia sólo era para los niños, pero los tejidos involucrados en los movimientos de los dientes son los mismos tanto para un niño como para un adulto. Solamente la falta de crecimiento en los adultos, podría constituir una pequeña limitación. La mejoría, en todo caso dependerá de la salud de los dientes y de las estructuras de soporte. Los espacios entre los dientes, los dientes anteriores hacia afuera, la inclinación de una pieza hacia el espacio de extracción, o la pérdida de dientes, o los dientes que por cualquier razón se hayan movido a una posición anormal, todos pueden mejorar con un tratamiento de ortodoncia. El aspecto de la salud dental es a menudo la consideración principal para el tratamiento de pacientes adultos. Los dientes en mala posición pueden incrementar el estrés en los tejidos de soporte, y de esa forma provocar enfermedad en las encías, pérdida de dientes y la consiguiente necesidad de prótesis dentales. Otra consideración para los pacientes adultos es la posibilidad de eliminación o disminución de prótesis fijas. Es mucho mejor rellenar los espacios de dientes extraídos, moviendo los dientes naturales que con prótesis artificiales (puentes). En los contenidos de esta página te explicaremos cómo conseguiremos dar a tu boca la sonrisa que tú esperas.